Albóndigas de maíz rellenas de pollo

¡RECETA INNOVADORA MARCHANDOOO…!

El otro día fue el cumpleaños de una amiga y nos invitó a comer hallacas, muy típicas de las Navidades de Venezuela. Éstas están hechas con harina precocida de maíz y rellenas de una especie de guiso de carne, aceitunas y uvas pasas, por fuera se recubren de una hoja de plátano y se cuecen posteriormente.

La verdad es que el plato me gustó bastante, pero la idea de cocer la harina de maíz todavía más, puesto que solo la había probado a la plancha o al horno. Así que pensé… si se puede cocer, ¿por qué no rellenarlas y darles forma de albóndiga? Aquí os dejo la foto para que veáis como quedan por dentro…

Tardé 30 min en hacer este plato, la idea inicial era tardar menos ya que iba a comprar el pollo en lata (cocido y al natural), pero no lo encontré en Froiz (por ahora solo lo vi en Eroski y algún Mercadona), así que opté por pechuga de pollo fresca y me demoré algo más, pero ya os digo que valió la pena. Os aconsejo leer bien la receta antes de poneros a cocinar para no perder más tiempo, ya que tiene varios pasos que se pueden hacer a la vez.

Ingredientes

  • Harina PAN (es de maíz)
  • Pechuga de pollo
  • Pimiento rojo
  • Cebolla
  • Tomate triturado (yo usé Cirio especial pasta)
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua

Preparación

  1. En una sartén con una gota de aceite de oliva virgen extra, salteamos pequeños trozos de cebolla, pimiento rojo y pechuga de pollo con una pizca de sal.
  2. Mientras se cocina el salteado, preparamos la masa de maíz siguiendo las recomendaciones del envase, juntándola con agua y sal.
  3. Formamos bolas del tamaño de una albóndiga con la masa y reservamos.
  4. Apagamos el salteado del fuego cuando el pollo esté hecho.
  5. Con el dedo gordo hacemos un hueco en cada bola de maíz e introducimos un poco del salteado de pollo en su interior. Damos nuevamente forma de bola con las manos (si os excedéis con el salteado no las podréis cerrar, así que cuidado).
  6. Cocemos las bolas en abundante agua hirviendo durante 5 minutos. Mientras tanto, calentamos tomate triturado con una cucharada de aceite y orégano en otra olla.
  7. Escurrimos las bolas y las introducimos en la olla de tomate durante un par de minutos.
  8. ¡Albóndigas listas!

Es posible que muchos de vosotros no os animéis a probarlas, así que si  hacéis, por favor, ¡¡escribidme para contarme qué tal!!

Recuerda que puedes preguntarme cualquier duda en info@nutripasos.com, o pedir una consulta de nutrición en Lugo, A Coruña o Vilalba por aquí o en el 637819886.

Nutricionista – Nutricionista Lugo – Nutricionista Coruña – Consulta de Nutrición

Cambio de Hábitos – Dietista – Perder peso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *