Marmitako de bonito

Es la primera vez en mi vida que hago marmitako, la verdad nunca pensé que esta receta fuera a formar parte de la página web, pero ya veis… Lo que pasó es que tenía una rodaja de bonito congelada de hacía un par de semanas y no sabía como la podía preparar, entonces recordé que en la conservera de atún en la que trabajé hace 4 años, preparaban marmitako para vender, así que me puse a buscar diferentes recetas para coger ideas y preparar mi propio plato.

Aunque para su preparación emplee ingredientes que no suelen estar en mi cocina (me refiero al caldo de pescado ya preparado), el resultado fue bastante bueno, así que aquí os dejo la receta.

Ingredientes (para 2-3 raciones)

  • 1 rodaja gruesa de bonito (300-400g)
  • 2 patatas
  • 2 vasos de caldo de pescado
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • Pimentón

 

Preparación

  1. Pelamos el diente de ajo y lo picamos junto con el pimiento y la cebolla.
  2. Ponemos una olla a fuego bajo, incorporamos dos cucharadas de aceite de oliva y las hortalizas anteriores. Lavamos y cortamos el tomate en pequeños dados y añadimos a la mezcla anterior. Removemos de vez en cuando.
  3. Pelamos las patatas y las cortamos con un cuchillo, dejando que se rompan con un último golpe de muñeca.
  4. Añadimos las patatas a la olla, removemos para que cojan sabor y añadimos los dos vasos de caldo de pescado (en mi caso compré uno de marca Aneto con todo ingredientes saludables, como ya tiene bastante sal, no añadí más al marmitako).
  5. Añadimos una hoja de laurel y un poco de pimentón. Removemos de vez en cuando para que no se pegue y continuamos a fuego lento. Si se seca, podemos añadir otro vaso de caldo de pescado.
  6. Mientras se cocinan las patatas limpiamos la rodaja de bonito, eliminando las espinas y separándola en lomos.
  7. Cuándo las patatas estén listas, incorporamos los lomos de bonito y cocinamos durante 2 minutos más.
  8. Retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos.

¡Marmitako listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *